Última modificación: el 13 de Mayo del 2012

En Diablo III hay algo más que recoger objetos aleatorios: han conseguido que puedas crear tu propio arsenal a medida que vayas progresando en el juego. Podrás escoger tu equipo, además del placer de recoger objetos aleatorios de los enemigos y cofres. Para hacer esto sin que decaiga la tensión del juego, han integrado un sistema único de artesanos.

Los artesanos no son héroes, así que no combatirán junto a ti, lo que no significa que no puedan ayudarte a mejorar a la hora de masacrar demonios. Mientras te aventuras en lo desconocido, ellos se encargarán de forjar espadas y tallar gemas, con lo que podrás centrarte en tu objetivo principal: acabar con todos tus enemigos y salvar el mundo.

Cada artesano tiene su propia personalidad y motivación para luchar contra los Infiernos Abrasadores, pero tendrás que ganarte su confianza antes de que accedan a viajar contigo.Además, cada artesano posee una especialidad particular, una serie de objetos que puede crear o modificar.

El herrero, por ejemplo, puede elaborar armas y armaduras, o añadir ranuras a los objetos (sin importar su nivel de calidad), lo que permite mejorar y modificar dichos objetos una y otra vez.
El joyero puede extraer las gemas de las ranuras y así reutilizarlas una y otra vez. Además, también puede combinar gemas de baja calidad para producir una de mayor calidad.

Para proporcionar a los artesanos los materiales necesarios para realizar su trabajo, tendrás que reciclar objetos, destruirlos para recuperar sus componentes. Puedes reciclar la mayoría de los objetos que encuentres mientras exploras. Reciclar es una buena manera de mantener tus bolsas ligeras de equipaje, pero también es un medio de sacar provecho de los objetos que no deseas (en lugar de venderlos por oro).


El Herrero El Joyero